Inicio / Publicaciones / Contexto nacional / Sistema de Justicia en Venezuela / Fueron imputados los dos DGCIM presuntamente responsables de la muerte del CICPC de Apure

Fueron imputados los dos DGCIM presuntamente responsables de la muerte del CICPC de Apure

con No hay comentarios

Este domingo 10 de julio fueron imputados los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, DGCIM, Yarumy Figueroa y José Carlos Flores, por ser los presuntos responsables de las torturas y muerte del detective del CICPC de Apure Juan Pantoja.

El Ministerio Público le imputó a los dos uniformados los presuntos delitos de homicidio calificado por motivos fútiles, tortura y quebrantamiento del deber de custodia de detenidos.

Por otro lado, una nueva autopsia que se le practicó al cuerpo de Pantoja por parte de expertos forenses que llegaron desde Caracas a San Fernando de Apure, determinó que el cadáver presentaba signos evidentes de golpes en varias de sus costillas y hematoma en el tronco.

Al final, el informe forense arrojó que la causa de la muerte del funcionario fue por asfixia mecánica. Se comprobó que fue sumergido en una pipote de agua de unos 200 litros.

Juan Pantoja se encontraba detenido en la sede de la DGCIM ubicada en el sector Merecure del municipio Biruaca del estado Apure desde el pasado martes 5 de julio.

La orden de su aprehensión la emitió el Tribunal Primero de Control de la entidad. Se le investigaba por el supuesto delito de corrupción agravada en beneficio, presuntamente, del hoy prófugo de la justicia Reyes Gabriel Hernández.

El día miércoles 6 de julio, cuando iba a ser reseñado penalmente en la delegación del CICPC de San Fernando, él mismo le había gritado a sus compañeros que estaba siendo torturado.

Pantoja Carreño, de 32 años, estaba en comisión de servicio en la Universidad de la Seguridad, UNES, en la capital apureña. Fue encontrado sin vida el jueves 7 de julio en horas de la mañana.

El dato

A pesar de que el propio Fiscal General de la República, Tarek William Saab, fue quien informó que estos funcionarios del cuerpo militar serían imputados por este crimen, fuentes vinculadas a los familiares de Pantoja y de ONG de derechos humanos consideran que la medida es insuficiente.

Señalan algunos activistas que se repite el mismo patrón utilizado en otros procedimientos ya que no se investiga ni se sanciona a las cadenas de mando.

Vale recordar que en una primera versión de lo sucedido, el jefe de la DGCIM número 32 de Apure, Juan Alfonzo Guerrero, señaló que Pantoja se había metido por su propia voluntad en el pipote y que al sacarlo se le encontraron también restos de comida en su boca.

Sin embargo, en otra parte de la minuta se lee que los funcionarios que entraron a la celda lo encontraron boca abajo en el piso.