Carabobo: 123 personas perdieron la vida a manos de policías y militares entre enero y junio

Carabobo: 123 personas perdieron la vida a manos de policías y militares entre enero y junio

con No hay comentarios

Especial de Centro Gumilla y Provea.- Solo en los primeros seis meses del 2020 el estado Carabobo fue el escenario de 123 asesinatos a manos de los órganos de seguridad ciudadana. La Policía del estado Carabobo siendo el principal responsable de las muertes ocurridas durante el período analizado.

La información oficial indicó que 120 de las muertes se registraron durante “enfrentamientos” entre agentes de la fuerza pública y presuntos delincuentes, lo que representa el 97.56% de los casos; además se registró un femicidio y dos homicidios a manos de funcionarios policiales bajo el patrón abuso de poder.

A pesar de la poca cantidad de denuncias formuladas por familiares de las víctimas ante los medios de comunicación, en el 4,06% de los casos la versión las familias contrastó con la versión oficial, indicándose que los fallecidos habrían sido víctimas de presuntas ejecuciones extrajudiciales.  En el 95,94% de los casos sólo se pudo registrar la información oficial.

La dificultad de los medios de comunicación para tener acceso a las víctimas y el miedo de las mismas a denunciar, son dos factores que influyen en el silencio que reina en la región.

Policía regional líder en abusos

En el primer semestre del 2020 fueron 54 las víctimas que murieron a manos de la Policía del estado Carabobo, lo que representa el 43,89% de los 123 fallecidos registrados en la región. 42 de estas muertes fueron responsabilidad de funcionarios de Poli-Carabobo y 12 de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Policiales (DIEP) de este mismo cuerpo policial.

El segundo organismo policial que generó más víctimas fue el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) con 26 asesinatos, mientras que en tercer lugar se ubican las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana con un total de 25 víctimas.

11 personas fallecieron en el contexto de operativos conjuntos realizados por diversos órganos de seguridad. El 17 de enero, durante una actuación policial mixta entre el CICPC, Poli Carabobo y las policías municipales de Valencia y Los Guayos, fueron asesinadas 6 personas. El 16 de mayo otras dos personas fueron asesinadas en el marco de un operativo conjunto entre el CICPC y el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).


Hombres jóvenes, las principales víctimas

De las 123 víctimas registradas 122 eran hombres, lo que representa el 99,18% de los casos. Entre los rangos de edades los jóvenes figuran entre las principales víctimas.

Dos adolescentes perdieron la vida de forma violenta y 31 personas con edades entre los 18 y 30 años de edad fueron asesinados durante el período monitoreado, juntos representaron el 26.82% del total de casos registrados.

En 67 casos no se pudo identificar el perfil etario de las víctimas, lo que equivale al 54.47% del total.

Se pudo conocer la identidad de 80 personas, el 65% de las víctimas de muertes violentas a manos de los cuerpos de seguridad. Al momento de esta publicación, otras 43 personas permanecen sin ser identificadas.

Una de los casos que más impactó a la opinión pública regional fue el asesinato de Daniel Alexander López Ramírez (28), un médico integral comunitario, director del ambulatorio de Bucaral en el municipio Guacara, fue asesinado durante un operativo mixto realizado en la población de Guacara.

La versión oficial indicó que López Ramírez era miembro de una agrupación delictiva y habría muerto al enfrentarse a los funcionarios policiales que ingresaron a una vivienda ubicada en la urbanización Tesoro del Indio, municipio Guacara, en busca de presuntos delincuentes. La información fue desmentida por los familiares de López quienes indicaron que el médico se encontraba allí porque había sido secuestrado por miembros de una banda delictiva para que atendiera las heridas de uno de sus compañeros. La familia de López aseguró que el médico no se enfrentó a la comisión policial.

En todos los procedimientos realizados por los diversos cuerpos de seguridad de Carabobo no hubo ningún funcionario lesionado, por ello, reiteramos que un estudio elaborado en el año 2006 por la Comisión Nacional para la Reforma Policial, se señaló que un indicador de la letalidad policial es la desproporción entre bajas policiales-militares y de civiles. Es decir, que se reporten fallecidos y lesionados del lado de los ciudadanos pero no se reporten muertes en las filas de los órganos de la fuerza pública durante los llamados “enfrentamientos”.

Según CONAREPOL “permite suponer el encubrimiento de ejecuciones bajo esta figura”. Organizaciones de derechos humanos como Provea ha advertido reiteradamente que el sostenido incremento en el número de víctimas de violación al derecho a la vida bajo el patrón de ejecuciones extrajudiciales, encuentra explicación parcial en el aumento de la actuación violenta y letal de los cuerpos policiales, entendidas en muchos casos como un indicador de “eficiencia policial”, advertidamente o no amparados en una perspectiva de “mano dura”.


Valencia: el municipio más peligroso

De los 14 municipios que posee el estado Carabobo, en 10 se registraron víctimas a manos de policías y militares.

Valencia fue el municipio donde se produjeron más víctimas murieron con 54 personas asesinadas en el primer semestre de 2020, un 43,90% del total registrado.

Puerto Cabello y Libertador (Tocuyito) registraron 12 víctimas cada uno; Juan José Mora (Morón) y Diego Ibarra (Mariara) 10 víctimas respectivamente. Los Guayos y Naguanagua 8 cada uno; seguido por Guacara con 6 fallecidos, 2 en San Diego y uno en San Joaquín.


Enero con más muertes

El mes de enero de 2020 comenzó con la mayor cantidad de operaciones realizadas por los cuerpos de seguridad de Carabobo, con más de una víctima diaria, un total 34 hombres perdieron la vida.

En el mes de febrero la violencia continuó y fueron 26 víctimas. En marzo y abril las cifras redujeron de forma considerable, coincidiendo con el inicio de la pandemia COVID-19 en Venezuela, solo se registraron 8 y 9 víctimas respectivamente.

En el mes de mayo las operaciones fueron retomadas con fuerza a pesar del Estado de Alarma, 25 personas murieron a manos de los cuerpos de seguridad, mientras que junio se contabilizaron 21 víctimas.

En nuestro monitoreo del primer semestre de 2020 también se concluyó que de las 123 víctimas en el estado Carabobo, 29 murieron los días martes, un 23,57 % del total, seguido por el día viernes con 21 víctimas y los jueves con 20.

Los sábados murieron 17 personas y los lunes 13, los días donde menos se registraron muertes por violencia policial fueron los domingos con 9 personas.


Trabajo realizado entre el Centro Gumilla y Provea como parte del monitoreo a la violencia institucional policial y militar en Venezuela. 

Fuente: PROVEA